domingo, 27 de enero de 2019

Como mejorar tu entrenamiento para bajar de peso


Mucha gente en todas partes intenta ponerse y/o mantenerse en forma por medio de distintos programas de entrenamiento. La variedad es inmensa y hay programas y rutinas para todo el mundo según las preferencias y los gustos como así también las necesidades. Pero hoy, para todos aquellos que desean bajar de peso quiero compartir unos cuantos tips y consejos que te ayudarán a mejorar y a prevenir fracasos y frustraciones.

Una gran manera de mejorar tu peso es si a ese ejercicio que haces le agregas una dieta saludable que sea regular o la base de tu manera de comer. Llevar una dieta saludable te ayudará a mantenerte nutrido/a y a tener más energía. También ayuda a eliminar más rápido ese peso extra que tan duramente estás tratando de lograr con tu programa de ejercicios. Con la dieta, más el ejercicio, realmente puedes duplicar los resultados en el menor tiempo posible. Come balanceado y atente a tu plan de comidas junto al ejercicio para sacar el máximo provecho de tu entrenamiento.

Otro consejo importante es ponerse objetivos razonables. Si pones objetivos irrealizables para el plazo dado o que requieren de una empresa monumental de tu parte te desanimarás rápidamente. Ponte objetivos que tengan cierta dificultad si lo deseas, pero que sean unos que puedas cumplir y que no sea abrumador conseguirlo. Paso a paso, día a día, dieta a dieta, ejercicio a ejercicio, es la mejor manera de bajar de peso permanentemente.

Variedades de entrenamientos


Asegúrate de agregarle variedad a tu entrenamiento. La misa rutina todos los días puede aburrite rápidamente y hacerte perder motivación. Una buena manera es combinando ejercicio y lugares. Por ejemplo un día puedes ir al gimnasio a hacer pesas, al día siguiente salir a andar en bicicleta, al próximo otra vez pesas, al otro natación, y así. Como dije al principio, hay muchas maneras de ejercitarte, se trata de que encuentres las que más te gusten y las mezcles para una variedad que te aleje de la monotonía.

Contar calorías es estresante a veces y hasta molesto para algunos, pero realmente ayuda a mejorar el programa que se esté haciendo. Puedes probar reduciendo las cantidades así no tienes que aprender a contar calorías, pero si las cuentas por unas semanas luego eso formará parte de tu naturaleza y serás capaz de determinar a ojo cuánta comida tienes que llevarte a la boca para adelgazar. Luego, cuando comiences a ver resultados notarás que no es tan molesto como pensabas el contar calorías.

Como ves, hay muchas maneras de mejorar tu programa de ejercicios y que este a su vez mejore tu adelgazamiento. Está en ti determinar lo que te gusta y lo que no te gusta, y hacer lo primero. Como digo siempre, si no te gusta salir a correr entonces cómprate una cinta de correr, si no te gusta el agua ni pienses en la natación, y si te da inseguridad pedalear en la ruta cómprate una bicicleta fija. Hay muchas maneras de entrenar y todos pueden ponerte en forma, en la medida que se lo permitas.

sábado, 26 de enero de 2019

Colonoscopia Y Cáncer De Colon


En un artículo publicado en el Journal of American Medical Association del 25 de mayo de 2006, investigadores de los departamentos de Medicina Interna y de Ciencias de la Salud Comunitaria de la Universidad de Manitoba, Winnipeg, Canadá, se proponen determinar la duración y la magnitud del riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal tras la realización de una colonoscopia con resultado negativo.

El estudio retrospectivo se ha realizado en una población de individuos en los que la práctica de una colonoscopia no dio como resultado el diagnóstico de cáncer colorrectal.

Los participantes (n=35.957), hombres y mujeres a los que se les había practicado una colonoscopia sin biopsia o extirpación de pólipo, entre el 1 de abril de 1989 y el 31 de diciembre del 2003, fueron identificados en los registros del sistema sanitario de Manitoba, donde vivían. La incidencia estandarizada del cáncer colorrectal fue calculada comparando la incidencia en la población con ETS (enfermedades de transmisión sexual) participante en nuestro estudio con la incidencia en la población provincial. El objetivo del análisis fue determinar la duración de la reducción del riesgo tras la colonoscopia.

Análisis de pacientes con cáncer colorrectal


Fueron excluidos del análisis los pacientes con una historia de cáncer colorrectal antes de la práctica de la colonoscopia, de enfermedad inflamatoria del colon, de cirugía con resección del colon, y de colonoscopia realizada dentro de los 5 años anteriores a la práctica de la colonoscopia estimada como índice del estudio.

Los participantes fueron seguidos desde la práctica de la colonoscopia índex con resultado negativo hasta el diagnóstico de cáncer colorrectal, muerte, emigración de Manitoba o fin del periodo del estudio el 31 de diciembre del 2003. La medida principal del resultado del estudio fue la incidencia de cáncer colorrectal.

Los resultados fueron los siguientes: Una colonoscopia negativa se asocia con un cociente de incidencia estandarizada de 0,69 al cabo de 6 meses, 0,66 a 1 año, 0,59 a los 2 años, 0,55 a los 5 años y 0,28 a los 10 años. Las conclusiones de los autores son que el seguimiento de una colonoscopia con resultado negativo, realizada en la práctica clínica usual, demuestra que el riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal es, como máximo, del 60% al 70% del riesgo en la población general, y que la duración del intervalo de riesgo disminuido para el cáncer colorrectal persiste durante más de 10 años, que es el intervalo que se recomienda debe transcurrir entre las colonoscopias de screening con finalidad preventiva.

En consecuencia, los autores opinan que sus resultados sugieren que las colonoscopias de screening no necesitan ser realizadas a intervalos inferiores a los 10 años.

viernes, 25 de enero de 2019

Alcohol tabaco, sexo y cáncer colorrectal en los hombres


En un artículo publicado en la revista Archives of Internal Medicine del 28 de Marzo de 2006, miembros del Departamento de Medicina Interna de la Feinberg School of Medicine, de la Northwestern University, Illinois, EEUU, se proponen analizar la edad de presentación y la localización del cáncer colorrectal, en relación con el uso del alcohol y el tabaco.

Los autores revisaron registros del cáncer (IMPAC Medical Registry Services Cancer Information Resource File) entre 1 de Junio de 1993 y 31 de Diciembre del 2003, para identificar todos los casos de cáncer de colon y recto (en los que constaba el diagnóstico histológico de adenocarcinoma).

Los individuos fueron clasificados así, en cuanto al uso del alcohol y el tabaco: fuman y/o beben actualmente, lo hicieron en el pasado o nunca lo hicieron. Los resultados del análisis estadístico fueron los siguientes: Los datos disponibles correspondían a 161.172 pacientes (50% eran del sexo masculino) con cáncer colorrectal.

Qué hace más daño, beber o fumar?


Beber en la actualidad, fumar o fumar más beber, son tres situaciones que se asociaban con el inicio del cáncer colorrectal a edades más jóvenes. La probabilidad de que el cáncer colorrectal se localizara más distalmente (más cerca del recto y ano) era mayor en los individuos que bebían. En los hombres, el cáncer colorrectal tiende a ocurrir más pronto y localizarse más distalmente que en las mujeres.

La conclusión de los autores es que el uso del alcohol y el tabaco, así como el sexo masculino, se asocian con la presentación del cáncer colorrectal a edades más jóvenes y una localización distal.
Si estos hallazgos se confirman, las consecuencias prácticas, según los autores, serían las siguientes:

  • Necesidad de incluir la eliminación del alcohol y el tabaco en todo programa de prevención del cáncer colorrectal.
  • Los programas de screening para el cáncer colorrectal deberían iniciarse a edades más jóvenes en los fumadores y bebedores.
  • Estos hallazgos definirían, además, un subgrupo de pacientes con mayor riesgo de cáncer de colon de localización más proximal (mujeres no bebedoras y no fumadoras), en las que la colonoscopia total sería más apropiada que la sigmoidoscopia (exploración endoscópica limitada al tramo distal del colon conocido como colon sigmoides).

jueves, 24 de enero de 2019

Asma y sensibilización a hongos


Un grupo de investigadores de la Facultad de Medicina Xavier Bichat, de Paris, bajo los auspicios del European Community Respiratory Health Survey, ha tratado de averiguar si en los individuos asmáticos su sensibilización a determinados hongos se asocia generalmente con un agravamiento de la enfermedad asmática.

Ya se conocía que la sensibilización a hongos era un factor agravante en aquellas crisis asmáticas que ponen en riesgo la vida del paciente. En este estudio epidemiológico multicéntrico (publicado en la revista British Medical Journal del 24 de agosto de 2002) se han reunido 1132 adultos, entre 20-44 años procedentes de centros con productos especializados en mejorar la calidad de vida de Australia, Nueva Zelanda, India, Francia, Alemania, Grecia, España, Noruega, Portugal, Suecia, Italia, Reino Unido y Estados Unidos.

La gravedad de la enfermedad asmática se valoró según el volumen espiratorio forzado en 1 segundo, el número de crisis asmáticas, el número de ingresos en el hospital por problemas respiratorios y la administración de corticoides en los últimos 12 meses.

Pacientes asmáticos


Los pacientes asmáticos moderados se definieron como aquellos que conservan una función pulmonar normal y no presentan síntomas durante la mayor parte del tiempo, mientras que los casos graves padecían una disminución permanente de la función pulmonar y frecuentes crisis.

A todos los pacientes se les realizó una batería de pruebas cutáneas de sensibilización frente a los hongos Alternaria alternata y Cladosporium herbarum y al ácaro del polvo (Dermatophagoides pteronyssinus), entre otros alérgenos de origen vegetal y animal (pelo de gato). Este interesante estudio epidemiológico demuestra que la gravedad de la enfermedad asmática, en una amplia población reclutada en diferentes países, se asocia significativamente con la sensibilización a los hongos Alternaria alternata y Cladosporium herbarum, pero no con la sensibilización a alergenos polínicos.

Como era de esperar la gravedad de la enfermedad asmática se asocia también positivamente con la sensibilización al Dermatophagoides pteronyssinus, pero no con la sensibilización a los gatos. Si se tiene en cuenta el aumento del asma y la prevalencia de la enfermedad asmática grave en las últimas décadas, estos resultados pueden ser de interés para mucha gente.

Los pacientes asmáticos sensibilizados a los hongos Alternaria alternata y Cladosporium herbarum deben mostrarse precavidos en el exterior en aquellas épocas de año en las que aumentan los recuentos de las esporas de estos hongos en el aire de sus ciudades, así como evitar la humedad en el interior de sus casas ya que propicia el crecimiento fúngico.

Fuente web:

https://clinicascuidate.mx/

martes, 22 de enero de 2019

Autoestima en las adolescentes



En un artículo publicado en la revista Journal of Adolescent Health, miembros de los departamentos de Medicina Adolescente del Children´s Hospital Medical Center, Cincinnatti, Ohio, y de la Northeastern University, Massachussets, dado que la autoestima es un importante "predictor" de la satisfacción con la vida, se proponen examinar los cambios, medios e individuales, de la autoestima de las adolescentes, y cómo esta autoestima es afectada por la raza y la masa corporal.

Para el estudio fueron reclutadas chicas adolescentes entre 9 y 10 años, las cuales fueron seguidas hasta la edad de 22 años. Para medir la autoestima se aplicó cada año a las participantes el Harter Self-Perception Perfile, analizando las puntuaciones, basadas en la Global Self-Worth Scale, por edad o por fase de desarrollo de la adolescencia: edad 9-12 (Fase I), 13-16 (Fase II), y 17-22 (Fase III). El estudio estadístico incluía los principales efectos e interacciones entre edad/fase, raza, e índice de la masa corporal (IMC).

Autoestima de adolescentes según su color de piel


Los resultados fueron los siguientes: La autoestima fue mayor en las adolescentes de raza negra que en las de raza blanca, y también mayor en las adolescentes con el índice de la masa corporal más bajo. En el modelo en el que se considera la edad ("modelo tradicional") con la raza y el índice de la masa corporal, las variables significativas incluyen el IMC (en una relación inversa, es decir, a mayor índice menor autoestima) y las interacciones entre edad y raza, raza e IMC, y la triple relación entre edad, raza e IMC.

En el modelo en el que se considera la fase de la adolescencia ("modelo transicional") con la raza y el índice de la masa corporal, las variables significativas incluyen el IMC, y las interacciones entre IMC y raza, y raza y fase de la adolescencia. Por ejemplo, la autoestima es generalmente más baja en la Fase II (a la mitad de la adolescencia) en las adolescentes de raza blanca. Las conclusiones son las siguientes:


  • La raza y el índice de la masa corporal son importantes factores para predecir la autoestima en las adolescentes.
  • La autoestima es consistente a lo largo de las fases de la adolescencia.
  • En las adolescentes blancas la autoestima comienza a declinar a la edad de 11 años, correspondiendo a la transición de la escuela elemental a la media, así como en la transición a la pubertad, en tanto que sube a partir de los 15 años.
  • En las adolescentes de raza negra, en contraste con las blancas, la autoestima en mayor durante la adolescencia.


Las adolescentes negras muestran mayor satisfacción con su apariencia física en la fase inicial de la adolescencia y reencuentran más confortable con un cuerpo más grueso.

lunes, 21 de enero de 2019

Bebidas Carbonicas, Sobrepeso Y Calcio


En un artículo publicado en la revista The Journal of Pediatrics del mes de febrero de 2006, investigadores de varios departamentos universitarios de EEUU, liderados por Ruth H. Striegel-Moore, Departamento de Psicología de la Wesleyan University, Middeltown, Connecticut, se proponen examinar los cambios producidos en el consumo en las chicas adolescentes de 6 tipos de bebidas (leche, bebidas carbónicas -"sodas"-, light y normal, jugos de frutas, bebidas con sabores de metformina, café y té) para determinar las relaciones entre el tipo de bebida consumida, el índice de la masa corporal (IMC) y el aporte nutritivo.

Fueron analizados "diarios" mantenidos por las participantes (1.210 chicas negras y 1.116 chicas blancas que habían participado en el National Heart, Lung and Blood Insitute Growth and Health Study) en los que constaban los alimentos y bebidas consumidos en un periodo de 3 días. Los diarios fueron recogidos durante las visitas anuales realizadas a las participantes, que se iniciaron en la niñez -a los 9 o 10 años-, hasta la adolescencia -18/19 años de edad-.

En los modelos utilizados para el análisis se evaluaba la asociación de:


La raza con el consumo medio diario de bebidas y del consumo de bebidas con el IMC y el aporte medio diario de calorías, de sucrosa, fructosa, azúcares totales, y calcio. Los resultados fueron los siguientes:

  • En las chicas de ambas razas, el consumo de leche había disminuído (y con ello el aporte de calcio) mientras que el consumo de bebidas carbónicas había aumentado, a lo largo del periodo de seguimiento.
  • Los cambios en el tipo de bebida consumida a lo largo del tiempo, se hallaron en ambas razas para todas las bebidas, excepto para los jugos de frutas.
  • Para todas las bebidas, el consumo se asociaba con el aporte de calorías.
  • De todas las bebidas, el incremento en el consumo de bebidas carbónicas se asociaba con el mayor aumento en el índice de la masa corporal (ICM) y el menor incremento en el aporte de calcio en la dieta.


La conclusión de los autores es que la sanidad pública debe esforzarse por ayudar a las adolescentes a tener acceso -y a saber escoger- bebidas sanas, así como a disminuir el consumo de bebidas de mínimo valor nutritivo.

lunes, 14 de enero de 2019

Baturrillo de besos


Estos besos tienen el objetivo de servir al jugueteo de la pareja, tanto si están en el momento precoital, coital o postcoital (que ayudará a que “el fuego” se reactive).

Sólo besos


  • El beso inducido es aquel en el que uno de los dos amantes agarra con pasión y junta sus labios con la otra persona intensamente, después de que ésta sienta algo de timidez a devolverle el beso a su pareja. El beso nupcial es el beso que se da una pareja recién casada antes de llegar al lecho nupcial. Es aquel momento en el que la pareja se profesa un amor y respeto mutuo muy fuerte.
  • El beso arrebatado, en este caso una de las partes de la pareja se haya dándole la espalda al otro (normalmente ésta será la mujer) y el que se haya detrás coge a su amante por la cabeza y atrae su rostro hacia el suyo, para besarle apasionadamente. Lo más importante de este tipo de beso es que no se lo espere.
  • En el beso triple se trata de besar todas las zonas del rostro y del cuello antes de llegar a la boca. Por mucho que tu pareja lo desee intenta aletargar lo más posible tu llegada a los labios.
  • El beso de labios abiertos, en este caso se trata de que uno de los dos cojos a su amante separando sus labios y después le bese sin moverse. Este tipo de beso es algo más complicado y menos excitante que el resto.


Besos y algo más


  • El beso azotaina es aquel en el que con pasión uno de los dos succiona los labios de su pareja y los introduce en su boca. Une a estos, suaves caricias o ligeros manotazos o presiones en las nalgas.
  • El beso posesivo se deberá realizar sólo durante el acto sexual, ya que en este caso el beso se une a las caricias en los genitales y en el resto del cuerpo el uno al otro. En el beso soñado es uno de los amantes se ha quedado dormido y el otro se acerca para juntar los labios con los del otro dulcemente, mientras acaricia su rostro.

Copyright © Tomás Yarrington