viernes, 25 de enero de 2019

Alcohol tabaco, sexo y cáncer colorrectal en los hombres


En un artículo publicado en la revista Archives of Internal Medicine del 28 de Marzo de 2006, miembros del Departamento de Medicina Interna de la Feinberg School of Medicine, de la Northwestern University, Illinois, EEUU, se proponen analizar la edad de presentación y la localización del cáncer colorrectal, en relación con el uso del alcohol y el tabaco.

Los autores revisaron registros del cáncer (IMPAC Medical Registry Services Cancer Information Resource File) entre 1 de Junio de 1993 y 31 de Diciembre del 2003, para identificar todos los casos de cáncer de colon y recto (en los que constaba el diagnóstico histológico de adenocarcinoma).

Los individuos fueron clasificados así, en cuanto al uso del alcohol y el tabaco: fuman y/o beben actualmente, lo hicieron en el pasado o nunca lo hicieron. Los resultados del análisis estadístico fueron los siguientes: Los datos disponibles correspondían a 161.172 pacientes (50% eran del sexo masculino) con cáncer colorrectal.

Qué hace más daño, beber o fumar?


Beber en la actualidad, fumar o fumar más beber, son tres situaciones que se asociaban con el inicio del cáncer colorrectal a edades más jóvenes. La probabilidad de que el cáncer colorrectal se localizara más distalmente (más cerca del recto y ano) era mayor en los individuos que bebían. En los hombres, el cáncer colorrectal tiende a ocurrir más pronto y localizarse más distalmente que en las mujeres.

La conclusión de los autores es que el uso del alcohol y el tabaco, así como el sexo masculino, se asocian con la presentación del cáncer colorrectal a edades más jóvenes y una localización distal.
Si estos hallazgos se confirman, las consecuencias prácticas, según los autores, serían las siguientes:

  • Necesidad de incluir la eliminación del alcohol y el tabaco en todo programa de prevención del cáncer colorrectal.
  • Los programas de screening para el cáncer colorrectal deberían iniciarse a edades más jóvenes en los fumadores y bebedores.
  • Estos hallazgos definirían, además, un subgrupo de pacientes con mayor riesgo de cáncer de colon de localización más proximal (mujeres no bebedoras y no fumadoras), en las que la colonoscopia total sería más apropiada que la sigmoidoscopia (exploración endoscópica limitada al tramo distal del colon conocido como colon sigmoides).

Copyright © Tomás Yarrington