jueves, 24 de enero de 2019

Asma y sensibilización a hongos


Un grupo de investigadores de la Facultad de Medicina Xavier Bichat, de Paris, bajo los auspicios del European Community Respiratory Health Survey, ha tratado de averiguar si en los individuos asmáticos su sensibilización a determinados hongos se asocia generalmente con un agravamiento de la enfermedad asmática.

Ya se conocía que la sensibilización a hongos era un factor agravante en aquellas crisis asmáticas que ponen en riesgo la vida del paciente. En este estudio epidemiológico multicéntrico (publicado en la revista British Medical Journal del 24 de agosto de 2002) se han reunido 1132 adultos, entre 20-44 años procedentes de centros con productos especializados en mejorar la calidad de vida de Australia, Nueva Zelanda, India, Francia, Alemania, Grecia, España, Noruega, Portugal, Suecia, Italia, Reino Unido y Estados Unidos.

La gravedad de la enfermedad asmática se valoró según el volumen espiratorio forzado en 1 segundo, el número de crisis asmáticas, el número de ingresos en el hospital por problemas respiratorios y la administración de corticoides en los últimos 12 meses.

Pacientes asmáticos


Los pacientes asmáticos moderados se definieron como aquellos que conservan una función pulmonar normal y no presentan síntomas durante la mayor parte del tiempo, mientras que los casos graves padecían una disminución permanente de la función pulmonar y frecuentes crisis.

A todos los pacientes se les realizó una batería de pruebas cutáneas de sensibilización frente a los hongos Alternaria alternata y Cladosporium herbarum y al ácaro del polvo (Dermatophagoides pteronyssinus), entre otros alérgenos de origen vegetal y animal (pelo de gato). Este interesante estudio epidemiológico demuestra que la gravedad de la enfermedad asmática, en una amplia población reclutada en diferentes países, se asocia significativamente con la sensibilización a los hongos Alternaria alternata y Cladosporium herbarum, pero no con la sensibilización a alergenos polínicos.

Como era de esperar la gravedad de la enfermedad asmática se asocia también positivamente con la sensibilización al Dermatophagoides pteronyssinus, pero no con la sensibilización a los gatos. Si se tiene en cuenta el aumento del asma y la prevalencia de la enfermedad asmática grave en las últimas décadas, estos resultados pueden ser de interés para mucha gente.

Los pacientes asmáticos sensibilizados a los hongos Alternaria alternata y Cladosporium herbarum deben mostrarse precavidos en el exterior en aquellas épocas de año en las que aumentan los recuentos de las esporas de estos hongos en el aire de sus ciudades, así como evitar la humedad en el interior de sus casas ya que propicia el crecimiento fúngico.

Fuente web:

https://clinicascuidate.mx/

Copyright © Tomás Yarrington