lunes, 14 de enero de 2019

Baturrillo de besos


Estos besos tienen el objetivo de servir al jugueteo de la pareja, tanto si están en el momento precoital, coital o postcoital (que ayudará a que “el fuego” se reactive).

Sólo besos


  • El beso inducido es aquel en el que uno de los dos amantes agarra con pasión y junta sus labios con la otra persona intensamente, después de que ésta sienta algo de timidez a devolverle el beso a su pareja. El beso nupcial es el beso que se da una pareja recién casada antes de llegar al lecho nupcial. Es aquel momento en el que la pareja se profesa un amor y respeto mutuo muy fuerte.
  • El beso arrebatado, en este caso una de las partes de la pareja se haya dándole la espalda al otro (normalmente ésta será la mujer) y el que se haya detrás coge a su amante por la cabeza y atrae su rostro hacia el suyo, para besarle apasionadamente. Lo más importante de este tipo de beso es que no se lo espere.
  • En el beso triple se trata de besar todas las zonas del rostro y del cuello antes de llegar a la boca. Por mucho que tu pareja lo desee intenta aletargar lo más posible tu llegada a los labios.
  • El beso de labios abiertos, en este caso se trata de que uno de los dos cojos a su amante separando sus labios y después le bese sin moverse. Este tipo de beso es algo más complicado y menos excitante que el resto.


Besos y algo más


  • El beso azotaina es aquel en el que con pasión uno de los dos succiona los labios de su pareja y los introduce en su boca. Une a estos, suaves caricias o ligeros manotazos o presiones en las nalgas.
  • El beso posesivo se deberá realizar sólo durante el acto sexual, ya que en este caso el beso se une a las caricias en los genitales y en el resto del cuerpo el uno al otro. En el beso soñado es uno de los amantes se ha quedado dormido y el otro se acerca para juntar los labios con los del otro dulcemente, mientras acaricia su rostro.

Copyright © Tomás Yarrington