martes, 18 de junio de 2019

¿Qué es el ovario poliquístico?


El síndrome del ovario poliquístico (también conocido como síndrome de Stein-Leventhal) se caracteriza por la presencia en la mujer de ovarios grandes llenos de múltiples microquistes (constituídos por óvulos parcialmente desarrollados que no han sido liberados), presencia asociada a periodos menstruales irregulares o ausentes (amenorrea), exceso de vello (hirsutismo) y obesidad.

Este síndrome afecta al 3-5% de las mujeres en edad reproductiva. Los síntomas arriba citados indican que existe una ruptura del ciclo reproductivo de esa mujer, ciclo que culmina normalmente cada mes con la liberación de un óvulo por el ovario (ovulación).

En cada ciclo un óvulo madura y es liberado para que pueda pasar a través de la trompa de Falopio, que comunica a cada ovario con la cavidad del útero. Es en la trompa de Falopio donde tiene lugar la fertilización del huevo por el espermatozoide, si es que se produce.

Si el huevo es fertilizado sigue su camino hasta el útero donde se implanta en su cubierta interna o endometrio. Si la fertilización no tiene lugar se produce la hemorragia menstrual -en la que los restos del óvulo no fecundado son expulsados-, hecho que ocurre aproximadamente unos 14 días después de la ovulación.

Síntomas

Los síntomas y signos que permiten el diagnóstico del sindrome del ovario poliquístico son los siguientes:


  • Menstruación irregular o ausencia de menstruación (amenorrea).
  • Niveles elevados de hormona masculina en la sangre, lo que provoca incremento del vello en cara, tórax, abdomen, extremidades, así como acné y calvicie.
  • No obstante, no todas las mujeres con ovarios poliquísticos presentan estos síntomas derivados del exceso de andrógenos, aunque en la sangre se detecten niveles elevados.
  • Se descartan otras enfermedades que pueden provocar también menstruación irregular o producir y liberar un exceso de hormona masculina en la sangre (amenorrea del hipotiroidismo) y tumores del ovario y de las glándulas suprarrenales que producen andrógenos en exceso.

Diagnostico


  • Una ecografía pone de manifiesto la presencia de microquistes en el ovario, aunque una mujer puede tener ovarios con múltiples quistes y no padecer el sindrome de Stein-Leventhal y viceversa, padecer este sindrome aunque sus ovarios aparecen como normales en la ecografía.
  • En la mujer que padece el síndrome del ovario poliquístico sus ovarios producen un exceso de hormona masculina.
  • En consecuencia, el ovario libera óvulos con menos frecuencia de la normal (oligo-ovulación) o no los libera (anovulación). En ausencia de ovulación el ciclo menstrual es irregular o ausente.En las mujeres con el sindrome del ovario poliquístico se eleva el riesgo de padecer diabetes tipo 2, hipertensión arterial, tener cifras bajas del colesterol HDL y sufrir enfermedades cardiovasculares. También es mayor su riesgo de padecer hemorragias uterinas anormales (metrorragias) y cáncer de útero.

Tratamiento

El tratamiento de la mujer con el síndrome del ovario poliquístico se centra en aliviar el problema personalmente más importante: infertilidad, hirsutismo, obesidad o acné. A largo plazo las mayores preocupaciones giran alrededor del tratamiento de la obesidad, la diabetes, la hipercolesterolemia y la hipertensión arterial.

Copyright © Tomás Yarrington